• Sáb. Jun 25th, 2022

Refinerías se reunirán con funcionarios de Biden para hablar sobre precios

Jun 23, 2022

Las dos partes se juntan con la promesa de trabajar de buena fe, pero parecen estar muy lejos de una solución.

Los principales refinadores de petróleo de Estados Unidos se reunirán el jueves con la secretaria de Energía, Jennifer Granholm, y otros funcionarios del Gobierno del presidente Joe Biden, para una conversación de emergencia sobre cómo reducir los precios récord de los combustibles en Estados Unidos.

Las dos partes se juntan con la promesa de trabajar de buena fe, pero parecen estar muy lejos de una solución.

El debate ocurre en un momento tenso para Biden y las grandes petroleras, porque el presidente ha pasado las últimas semanas criticando a los presidentes ejecutivos por obtener enormes ganancias de la crisis de suministro de combustible agravada por la invasión de Rusia en Ucrania.

El precio promedio de la gasolina era de 4.955 dólares por galón el miércoles, según datos de la Asociación Americana del Automóvil, 37 centavos más que hace un mes, y 1.89 dólares más que hace un año.

Las refinerías redujeron su capacidad durante los confinamientos por la crisis del Covid-19, pero la demanda posterior a la pandemia y la crisis mundial de combustible tras las sanciones de los países occidentales al petróleo ruso han hecho subir los precios.

Exxon, Chevron y otros gigantes de la refinación informaron de un enorme salto en las ganancias a finales de 2021 y el primer trimestre de este año, y planean recompensar a sus accionistas con recompras de títulos.

La Casa Blanca ha apuntado a la decisión de la industria del refinado de dejar de producir cerca de un millón de barriles diarios desde 2020, argumentando que deberían usar sus extraordinarios beneficios para volver a poner en marcha plantas o unidades y ayudar a llenar el vacío de oferta que está haciendo subir los precios.

Los refinadores tienen el deber “patriótico” de ayudar con el suministro, ha dicho la Casa Blanca.

“Vamos, de buena fe, a plantearles la pregunta de qué se puede hacer. ¿Qué necesitan para abrir una capacidad de refino adicional?”, dijo Gramholm a los periodistas el miércoles.

En la reunión participan ejecutivos de Exxon Mobil, Chevron, Marathon y Phillips 66.

Los refinadores dicen que invertir en la reapertura de las plantas conlleva importantes riesgos financieros.

El Gobierno de Biden llegó al poder prometiendo alejar al país de los combustibles fósiles que contribuyen al cambio climático, y ha conseguido miles de millones de dólares para la industria de los vehículos eléctricos.

Las refinerías también sugerirán opciones de corto plazo para reducir los precios de la gasolina, como la renuncia a las especificaciones de combustible en verano diseñadas para reducir el smog, la relajación de las normas de envío que requieren mano de obra sindical y la aprobación de nuevas tecnologías de combustible renovable, dijeron las fuentes a Reuters.

La industria intentará convencer al Gobierno de Biden de que no prohíba las exportaciones de combustible estadounidense para combatir los precios récord del gas, argumentando que perjudicará a los aliados que dependen de las exportaciones y obligará a las refinerías a cerrar capacidad.

El demócrata Biden pidió el miércoles al Congreso que apruebe una suspensión de tres meses del impuesto federal sobre la gasolina, pero se encontró con la oposición de los legisladores de su propio partido, que dicen que puede ser de poco alivio y desfinanciar un fondo para carreteras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.