• Sáb. Jun 25th, 2022

Mesero salió de trabajar de bar en CDMX y no regresó a casa; está desaparecido

Mar 24, 2022

Julián Iván Arana Álvarez había entrado a trabajar hace tres semanas como mesero en el bar El Pecado; hoy no hay claridad en qué fue lo que sucedió antes de su desaparición.

Julián Iván, de 26 años, fue visto por última vez la madrugada del 20 de marzo; habría pedido un taxi por aplicación al salir de un establecimiento en la colonia Centro, en la Ciudad de México.

Julián Iván Arana Álvarez había entrado a trabajar hace tres semanas aproximadamente como mesero en el bar El Pecado, en el centro de la ciudad.

El 19 de marzo llegó al establecimiento a cumplir su jornada laboral, pero cerca de las 05:00 horas del domingo salió y al parecer abordó un taxi por aplicación, según un testigo, pero desde ese momento está desaparecido.

La última vez que se le vio fue en el número 45-B, de la calle República de Cuba. Previo a su desaparición se comunicó con su familia por WhatsApp para decirles que llegaría temprano a casa, pero ya no contestó más el teléfono.

Tras ello se ha iniciado una búsqueda para localizarlo, pero la falta de evidencias ha complicado el caso. Hasta el momento sólo se sabe que un empleado, que fue visto haciendo limpieza en el local, contó a la familia que al parecer Julián Iván abordó un taxi, pero se desconoce de qué plataforma y de acuerdo con Jesús, su papá, su hijo al parecer se transportaba en Didi y Uber.

“El día sábado él salió de la casa a trabajar al bar El Pecado, en el Centro Histórico y ya no regresó. De ahí nos refieren que salió a las cinco de la mañana y que no saben nada de él.

De ahí empezamos la búsqueda; tenía apenas tres semanas que había entrado a trabajar ahí. Según un trabajador (Julián Iván) salió a las 5:00 horas”, contó a MILENIO el papá del joven.

La familia acudió ante la Fiscalía General de Justicia a levantar la denuncia por desaparición y solicitó la revisión de cámaras del C5 cercanas al bar y la ruta por las que pudo haber sido visto, pero en éstas no se observa imagen alguna de él.

Mientras que los videos de las cámaras del bar, según le dijo la Policía de Investigación a la familia, podrán ser vistos hasta que “ellos (los agentes) pidan autorización”, en tanto la familia debería esperar y “ellos avisarían y mientras a seguir buscando por todos lados en donde se pueda”.

Además la petición de la sábana telefónica de Julián Iván y los movimientos bancarios de sus tarjetas, para conocer dónde podría estar o dar con alguna pista de su localización, es un trámite que, de acuerdo con el papá, en la fiscalía les dijeron que eso “puede tardar hasta dos semanas” y “hasta que llegue la orden de un juez que autorice”.

Por otra parte, la familia ha batallado en contactar al dueño del establecimiento o a alguien de éste que les ayude con más información que aporte a la localización del mesero, pero no les han contestado las llamadas.

Su padre dijo que acudieron al Servicio Médico Forense para confirmar si en éste se podría encontrar Julián Iván y hasta ahora se ha descartado el hallazgo de un cuerpo que pudiera ser él.

MILENIO contactó a las plataformas de taxi Uber y Didi, las cuales comentaron que rastrearían entre sus bases de datos si Julián Iván Arana Álvarez estaba registrado como usuario de éstas y contar con datos para confirmar si el joven solicitó el servicio de algún socio conductor de las mismas.

La Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México emitió la ficha de búsqueda AYO/915/2022 en la que menciona los datos generales del hombre desaparecido. En ella de describe que es de complexión regular, tez morena clara, frente amplia, boca mediana, cejas semipobladas, ojos medianos café oscuro, cabello lacio castaño oscuro, nariz grande, labios gruesos, mentón oval y mide 1.74 metros.

Como señas particulares tiene tatuado en el antebrazo izquierdo una rosa negra y una sirena; así como una calavera con una serpiente en el antebrazo derecho. Otro en bíceps con la frase “The World is yours”; en el lado derecho de la clavícula la frase “Trouble loves me”, y tiene una cicatriz en el brazo derecho.

Vestía pantalón de mezclilla azul marino, camisa de manga larga del mismo color, tenis negro con ligeras franjas rojas, azules y verdes de la marca Puma.