22 de junio de 2021

Acento21

Periodismo Nacional para una sociedad informada Semanario Impreso para todo el país

Condenan a cinco años de prisión a expolicía judicial por caso Lydia Cacho

La FGR indicó que esta sentencia se suma a las dos condenas de este mismo caso en contra de agentes de Puebla

Un juez dictó sentencia condenatoria de cinco años tres meses de prisión en contra de Miguel N, por su participación a título de coautor en el delito de tortura, en perjuicio de la periodista Lydia María Cacho Ribero, informó la Fiscalía General de la República (FGR).

A través de la Fiscalía Especializada en materia de Derechos Humanos (FEMDH), la FGR indicó que esta sentencia se suma a las dos sentencias condenatorias de este mismo caso, en contra de agentes de la policía del estado de Puebla.

Thank you for watching

Fue un Juez de Distrito quien este martes impuso la pena a Miguel N, además de su destitución e inhabilitación por los cinco años y tres meses para desempeñar empleo, cargo o comisiones públicas.

La Fiscalía General de la República informó que el hoy sentenciado, al momento de los hechos, se desempeñaba como policía judicial de la Procuraduría General de Justicia en el estado de Quintana Roo, y su participación consistió en la detención y traslado de la víctima fuera del estado.

Señaló que la sentencia se origina de la consignación y actuaciones presentadas ante el Juez Segundo de Distrito en Quintana Roo, por la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE).

En febrero pasado, la FGR detuvo en Guerrero a Mario N, ex gobernador de Puebla por el presunto delito de tortura contra Lydia Cacho.

También, en marzo del presente año, fue detenido Kamel N, en Líbano, se le acusa de los presuntos delitos de tortura, delincuencia organizada y pornografía infantil.

Kamel fue localizado en Líbano; sin embargo, hasta el momento, la Fiscalía General de la República (FGR) y la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) no han aportado datos de una posible extradición a México.

Fue en 2005 cuando Cacho Ribeiro fue detenida en Quintana Roo y trasladada a Puebla por orden del exmandatario de esta última entidad, por difamación en contra del empresario libio.